Vivencias en misión: La niña que murió en mis brazos.

Testimonio de Magalys Rivera Maqueiras. Lic. en Enfermería. País: Cuba, Provincia: Pinar del Río. Nunca imaginé en mi vida tener la vivencia con que cuento hoy día. Cuando a este país llegué estuve lejos de imaginar las cosas que iba a tener que enfrentar, cuentos que me hacen más fuerte cada día pero que han dejado su huella tocando las fibras más sensibles de mi ser. El pasado 12 de enero se presentó un suceso trascendental en mi vida, como en la de la mayoría de los otros cooperantes cubanos que vinimos a este país a ofrecer nuestra ayuda solidaria, porque Cuba no llegó a Haití después del terremoto, sino que desde antes estábamos aquí y continuaremos prestando nuestro servicio mientras lo necesite este país. Después de un terremoto tan devastador fue la Brigada Médica Cubana quien prestó los primeros auxilios. Fueron incontables los casos que tuvimos que valorar. Mientras los atendíamos teníamos que tomar nuestras propias decisiones, el momento lo requería. Trabajamos incansablemente y no éramos suficientes para poder atender a todo el que a un mismo tiempo solicitaba nuestra atención, refiriéndonos que su familia estaba sufriendo y que iba a morir. Fueron innumerables las palabras y gestos de condolencia que transmitimos. Aun sin conocer el idioma les expresamos nuestro dolor y se marchaban agradecidos pero muy llenos de tristeza. Recuerdo a una madre haitiana que me entregó en los brazos a su hija, la cual sufría un trauma craneal con un pronóstico muy desfavorable y me pidió, con la mirada llena de lágrimas y con la desesperación de una madre, que le salvara a su hijita porque iba a morir. Que ciertas sus palabras, pues a los pocos minutos la pequeña vida se había esfumado y lo más triste en mis brazos. Que desesperación en su corazón y el mío que sufría junto al de ella y al de cientos de pequeños que corrieron la misma suerte. Esta madre como tantas otras se alejó dejando a su hijita por no tener recursos económicos para su entierro. Qué dura la naturaleza y la sociedad en la cual viven y que es tan diferente a la nuestra, a la que tanto amo y doy gracias por haberme formado y tener el honor de haber participado en la emergencia como en la rehabilitación de este pueblo hermano.

Anuncios

1 Response to “Vivencias en misión: La niña que murió en mis brazos.”


  1. 1 connergo abril 13, 2010 en 7:49 pm

    Magalys: gracias por compartir estas palabras tan hermosas, humanas y solidarias. El trabajo de Uds me inspira cada día.

    Un abrazo para toda la brigada internacionalista y el pueblo Haitiano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: